Los guardaespaldas de Calibor son ciudadanos británicos con experiencia en el ejército o en la policía británicos. Son multilingües y están inscritos en la SIA (Autoridad para la Industria de la Seguridad). Además, conocen el protocolo social y su saber estar les hace sentirse cómodos tanto con ejecutivos de negocios como con los invitados de una fiesta privada. El equipo de seguridad de Calibor mantendrá una atenta vigilancia para que pueda llevar a cabo sus asuntos en un entorno seguro protegido por los mejores del sector.